Lo que es la cultura

Por si Spainair no nos hubiera enseñado nada sobre la increíble capacidad de los ‘servidores’ públicos para hacer política industrial; o si la rentabilidad de EuroDisney, Terra Mítica o el Parque Warner no hubiera dejado claro un par de cosas: hoy Artur Mas anuncia que van a sitiar Port Aventura con 6 (¡6!) parque temáticos. Y con ayuda de la Caixa. Visquin els seus collons, perdonen la vulgaridad.

Yo no he leído nada de Vázquez-Rial (qepd) pero sí he estado en Isla Mágica y creo que estos lugares en su re-interpretación pop de la historia y la cultura son muy necesarios. Lo que no pueden convertirse es en medallas a cargo de las cuentas públicas. Si los políticos quieren medallas que se alisten en el ejército.

En fin… en eso gastamos el dinero. Lo llaman crisis.

Anuncios
Publicado en Cultura | Deja un comentario

La más turbia canción sobre la masturbación

Justamente ayer vi un capítulo de Louie (una serie cómica de la estirpe de Seinfeld y Larry David protagonizada/escrita/dirigida por el humorista americano Louis C.K.), el 8º de la segunda temporada, en que una joven representante de ‘Cristianos contra la Masturbación’ y Louie debatían en un programa de Fox News sobre la moralidad (y más aún, sobre la permisibilidad ética) de la masturbación. Como dice el presentador del programa, Louie era la única persona que habían encontrado ‘a favor’ de la masturbación.

A la vista de lo que ha pasado hoy en España, los redactores de la Fox no se mataron buscando.

Cosas como #yotambiénmemasturbo y #olvidonodimitas han sido alguno de los “hashtags de guerra” en ese patio de vecinos que es twitter. Y vive Dios que sería una tarea absurda el tratar de hacer un chiste nuevo sobre el asunto.

¡Qué risas! Es lo que más me gusta del verano, sus serpientes: el Ecce Mono de Borja, las escisiones varias del PP (no se engañen hay suelta mucha gente que se define ‘conservadora’ porque no tiene huevos para ser ‘revolucionaria’. No es ideología, es debilidad de carácter), la tristeza de Cristiano o el onanismo toledano.

Yo tampoco estoy a favor de que dimita la pobre de Olvido. ¿Con qué cara esta maestra de infantil se va a plantificar en el Colegio de los Yébenes a dar clase este septiembre? La vida, querida Olvido, es como, parafraseando a Forrest Gump, una partida de cartas: pero parece que ni es póquer, ni es mus. La vida es un solitario. Guiño-guiño, codazo-codazo.

Publicado en Sociedad | Deja un comentario

“El sueño americano es una carrera de relevos”

Ayer fue el primer día de la Convención Demócrata en Charlotte (Carolina del Norte), ¡qué espectáculo! Es lo que tiene la política americana tan parecida a… ninguna.

Como dice Senserrich, Castro (el alcalde de San Antonio y autor de la frase que titula esta entrada) lo tiene difícil, que no imposible, para aspirar a jugar con los grandes por una cuestión puramente electoral. Pero su discurso de anoche refleja otra cosa, el progresivo cambio de élites que se está produciendo en Estados Unidos – en ese último enlace han discutido si las élites españolas han corrido una suerte similar. (¿Lo han hecho?)

Volviendo a la frase de Castro, es fascinante la exégesis permanente del sueño americano. Fascinante y refrescante.

En este blog somos de la opinión que la política, el Estado, tiene como objetivo contener el conflicto social dentro de la esfera civil. Por eso se nutre de motivos metapolíticos; vamos, que las ideas cuentan. En el caso de mi país natal, el ‘sueño americano’ es el motivo metapolítico por excelencia (bueno, al menos uno de ellos). Este motivo tiene, más allá de su realidad fáctica, un curioso papel corrosivo sobre las élites del lugar.

¿Existe un motivo equivalente en España? No soy especialista, pero siempre he pensado que la ‘busca de la modernidad’ (y el problema de encontrar una forma propia de ser ‘modernos’) es el gran tema español que nutre la política – y la antipolítica.

Publicado en Política | Deja un comentario

La realidad siempre supera a la ficción

Cómo se vería el cuerpo de Barbie en una mujer real. (Vía NormaJean, vía Buzzfeed)

Publicado en Miscelánea | Deja un comentario

La economía es para el verano.

Desde joven siempre he estado de acuerdo, aun en un nivel muy básico e intuitivo, siquiera como una suerte de utopía moderna, de objetivo a muy largo plazo, con el economista norteamericano Jeremy Rifkin. No lo sabía, claro. Descubrí que Rifkin había escrito ‘el fin del trabajo‘ en el Non Olet (1 y 2) de Ferlosio. Que por cierto, me encanta sus largas frases que acaban en cola de pescado pero no tiene ni puta idea de casi nada.

Cuando estudié a los luditas, siempre pensé dos cosas: a) como en aquella época estaba en guerra con el colegio de curas donde estudiaba y militaba en cierta anarcoteología de la liberación de corte marxistoide, admiraba los ‘huevos revolucionarios’ de esas buenas gentes y b)  que estaban completamente equivocados. ¿Qué podía ser mejor que no trabajar? La productividad absoluta es un sinónimo de la libertad completa.

Hoy, algunos años y algunas burbujas más tarde, es inevitable, le escribo a mano y boli bic una coda a aquel pensamiento juvenil: ¿Qué podía ser mejor que trabajar?

Pero no nos desviemos.

Rifkin sugería que los avances en la productividad nos obligarían a reconfigurar todo el plano social para trabajar menos; desde este punto de vista, los ‘derechos sociales’ no son una conquista del movimiento obrero, son una condena de la patronal. Y no como dice Escohotado, para hacer frente ‘a la enorme fuerza que tenían entonces los sindicatos en todo el mundo‘; sino como pura y dura estrategia comercial, como intento desesperado de crear economías de alcance (o de gama, traduzcan ‘scope’ como quieran).

El ‘Fin del Trabajo’ ha envejecido fatal. Es evidente que Rifkin hace aguas por varios lugares, el más importante de todos es el metodológico y ese vínculo inconsciente con la falacia ricardiana; esa es la piedra de toque. La clave, como pasa a menudo, es interpretativa: en virtud de la jerarquía natural (y neo-experimentalista) de los hechos sobre la teoría, no tenemos ni puta idea, como Ferlosio, de lo que pasará mañana. Que un Presidente admita que la realidad existe es refrescante a muchos niveles (sobre todo, filosóficos), pero pone en cuestión la superioridad moral del Estado que ya nos pasó tocado el siglo pasado. Porque Rajoy no habla de la realidad en el sentido en que habla de ella el mainstream de las ciencias sociales y naturales. No, nada de eso. Cuando Rajoy dice ‘Realidad’ (sic.) habla de ‘Coyuntura política’.

Y si el Estado es un pelele, un rehén con el mal de Estocolmo y abandona la lógica burocrática como principio de funcionamiento: la superioridad se esfuma, la ‘civilidad‘ se disuelve: somos una puta tribu.

La economía, como las bicicletas, es para el verano. La identidad, que está hecha de lana, es para el invierno. Si el Estado se vacía de identidad (presionado por los hunos, nacionalistas de todo pelo y color, y por los hotros, europeístas con alergia a un pueblo que consideran súbditos), tendremos que buscarnos otra cosa: póngalo en su lista de deseos de Amazon.

Vamos, que España ha muerto. Ya iba siendo hora.

Sigue leyendo

Publicado en Economía | Deja un comentario

Una frase de Craig Damrauer

Me encantan las revistas. Soy muy fan (como dicen los modernos) del detallismo visual, la elegancia informativa y la potencia de la identidad de los medios. Diego Areso, uno de los diseñadores y bloggers de diseño periodístico más influyentes del país, publica una frase célebre cada lunes. La de hoy, debajo:

Publicado en Miscelánea | Deja un comentario

Siglo XXI%

Anteayer comenzó septiembre. Antes de que eso ocurriera, yo tenía decidido comenzar este blog. Aunque, como Alex Miller, no sabía que escribir. De hecho, he de reconocer que aún no lo tengo claro.

Decía hace pocos días Monzó, del que tengo ‘ochenta y seis cuentos‘ en la mesilla de noche ajado de tanto leerlo, que…

Sobre eso de hablar de uno mismo: hay un modelo de columnista que solo habla de lo que hace él. Si este columnista tiene una trayectoria dilatada y consolidada y una imagen pública consolidada, el público lo acepta. Porque te lo imaginas en acción, haciendo tal cosa o tal otra. Sin embargo, si no tiene una imagen consolidada, a veces da vergüenza ajena. Porque te das cuenta de que va de gran señor y en realidad no es sino un petimetre. Escriben, por ejemplo: “Esta mañana he roto con la mujer que amaba…” Y piensas: ¿a mí qué coño me importa? El lector común ya ha pasado página. Tú no, porque tienes el morbo de seguir para ver cuántas confesiones ridículas más hace. También hay quien, en vez de escribir columnas, escribe sermones. Y está la columna-mitin, a base de consignas. No diremos nombres pero es fácil poner caras a cada uno de esos modelos. Una columna necesita solo una pequeña idea, explicada claramente. Con una columna no salvarás el mundo, y hay gente que cree que con una columna hará la Revolución Francesa. La Revolución Francesa ya hace muchos años que la hicieron.

Esto me recordó a un poema (‘poética bajo mínimos‘) que Juaristi le dedicó a Atxaga en aquellos 80 en que todo debió parecer posible.

Todo poema nace de un arrebato, dices.
Pero un poema que sólo de un arrebato nazca
será siempre un mal poema. Como éste.

Un buen poema debe contener
al menos una idea indemne.
No sombras, ni proyectos ni carcasas de ideas.
Alumbrar una idea no es tarea
encomendable al mero sentimiento.

El resto es poca cosa: la exultación
o la melancolía;
la pericia, el azar,
e incluso las discretas añagazas
que nos atraen la benevolencia del Censor.

Ese será el objetivo de este iletrado redactor, alumbrar una idea. En algún momento. Como diría una conocida viuda del pueblo de mi madre: “no tengo bulla ni nadie que me la meta”. La bulla, claro.

Sigue leyendo

Publicado en Editorial | Deja un comentario

Hello world!

Welcome to WordPress.com! This is your very first post. Click the Edit link to modify or delete it, or start a new post. If you like, use this post to tell readers why you started this blog and what you plan to do with it.

Happy blogging!

Publicado en Uncategorized | 1 comentario